Escalar La Escalera Celestial — La Vida Después De La Tierra

La Vida Después De La Tierra

1. La Transmigración Del Alma

La preocupación de los egipcios, casi obsesión, con la idea de nacer y renacer era un aspecto fundamental de sus creencias funerarias: renacer era una de las etapas de la existencia en el más allá. Los textos egipcios manifiestan claramente que “el alma está en el cielo y el cuerpo en la tierra” [Tumba de Pepi I], es decir, que nunca esperaban que el cuerpo físico resucitara.

La primera referencia conocida de un “segundo nacimiento” se produce en el Capítulo CLXXXII del Libro para Salir a la Luz del Día, donde se aborda a Osiris de la siguiente manera,

…él [Osiris] que provee de vida a los hombres y a las mujeres una segunda vez.

«Los egipcios», según Heródoto, «fueron los primeros en afirmar que el alma del hombre es inmortal.» Plutarco, Platón y otros escritores antiguos también mencionaron la doctrina de la transmigración como una creencia general entre los egipcios, y además Pitágoras, su tutor Ferécides de Siros y otros filósofos griegos también la aceptaron.

 

2. Evaluación Del Comportamiento

En un libro de instrucciones, un rey egipcio le aconsejaba a su hijo, el príncipe, que alcanzase las cualidades máximas, ya que en su muerte, vería toda su vida en un solo instante, y los jueces revisarían y evaluarían su comportamiento en la tierra. Incluso desde el período de la Dinastía VI, descubrimos la idea de que el cielo está reservado para aquellos que hayan realizado sus obligaciones como hombres y sus obligaciones hacia los Poderes Divinos mientras están en la tierra. Sin excepciones con respecto a un Rey o cualquier otra persona.

Por ejemplo, al Faraón Unas (2323 AEC), antes de estar preparado para volar de la tierra al cielo, no se le permitía comenzar a menos que los neteru ( el que estaba a punto de ayudarle) estuviese satisfecho de la realidad de su valor moral. Exigían que ningún hombre hubiese expresado ninguna palabra contra él en la tierra, y que no se hubiese emitido ninguna queja contra él en el cielo delante de los neteru (dioses). En este sentido, en el texto de Unas leemos:

«No se ha hablado en contra de Unas en la tierra delante de los hombres,
no ha sido acusado de pecar en el cielo delante de los neteru (dioses y diosas)».

Como se menciono anteriormente, los antiguos egipcios expresaron sus creencias metafísicas en formato de relato, como un drama sagrado o un misterio. A continuación aparecen las representaciones simbólicas de los egipcios del proceso del Misterio del Día del Juicio.

1. El alma del difunto es conducida a la Sala de Juicio del Ma-at Doble. Es doble porque la balanza solo se equilibra cuando hay una igualdad de las fuerzas opuestas. El símbolo de Ma-at es la pluma de avestruz, que representa el juicio o la verdad. Su pluma está montada habitualmente sobre las balanzas.

2. Anubis, como abridor del camino, guía al difunto a las balanzas y pesa el corazón.

El corazón, como una metáfora de la conciencia, se sopesa con la pluma de la verdad, para determinar el destino del difunto.

3. El Osiris sentado, preside la Sala de Justicia. El jurado lo componen 42 jueces/asesores. Cada juez tiene una jurisdicción concreta sobre un pecado o falta determinado; cada uno lleva puesta una pluma de la verdad sobre su cabeza.

4. El espíritu del difunto niega haber cometido cada pecado/falta delante de su juez asignado, recitando las 42 Confesiones Negativas. Estas Confesiones Negativas proceden del Capítulo CXXV del Libro para Salir a la Luz del Día (conocido comúnmente como El Libro de los Muertos).

El jurado/juez declarará su aceptación manifestando su Maa-Kheru (De Palabra/Acción Verdadera).

A continuación presentamos una traducción de las 42 Confesiones Negativas. Algunas de ellas pueden parecer repetitivas, pero esto está causado por la incapacidad de traducir la intención y el significado exactos del lenguaje original.

1. No he cometido villanías.
2. No he robado con violencia.
3. No he robado.
4. No he cometido ningún asesinato; no he hecho daño.
5. No he defraudado ofrendas.
6. No he reducido obligaciones.
7. No he expoliado a los neteru.
8. No he dicho mentiras.
9. No he dicho palabras crueles.
10. No he causado dolor.
11. No he fornicado.
12. No he hecho llorar.
13. No he tratado con engaños.
14. No he transgredido.
15. No he actuado con astucia.
16. No he asolado la tierra arada.
17. No he sido un entrometido.
18. No he hablado (contra algún hombre).
19. No he estado enfadado y furioso salvo por una causa justa.
20. No he profanado la mujer de otro hombre.
21. No he sido un hombre con ira.
22. No me he corrompido.
23. No he causado terror.
24. No he quemado con ira.
25. No he tapado mis orejas contra palabras Correctas y Verdaderas. (Ma-at)
26. No he producido dolor.
27. No he actuado con insolencia.
28. No he fomentado conflictos.
29. No he juzgado precipitadamente.
30. No he solicitado distinciones.
31. No he multiplicado palabras excesivamente.
32. No he hecho ni daño ni mal.
33. No he maldecido al Rey, (es decir, violación de las leyes).
34. No he contaminado el agua.
35. No he hablado con desdeño.
36. Nunca he maldecido a los neteru.
37. No he robado.
38. No he defraudado las ofrendas de los neteru.
39. No he expoliado las ofrendas del muerto bendecido.
40. No he sustraído los alimentos del bebé.
41. No he pecado contra el neter de mi pueblo natal.
42. No he sacrificado con mala intención el ganado del neter.

5. Tot, escriba de los neteru (dioses y diosas), registra el veredicto, mientras Anubis pesa el corazón contra la pluma de la verdad. El resultado es:

a. Si los platillos no están equilibrados, esto significa que esta persona vivió simplemente como materia. Como resultado de ello, Amam (Ammit) comería este corazón. Amam es un mestizo proteico.

El alma imperfecta renacerá de nuevo (reencarnada) en un nuevo vehículo (cuerpo) físico, para ofrecer al alma una oportunidad de desarrollarse más en la tierra. Este ciclo de vida/muerte/renacimiento continúa hasta que el alma se perfecciona, al cumplir las 42 Confesiones Negativas, durante su vida en la tierra.

b. Si ambos platillos están perfectamente equilibrados, Osiris otorga una sentencia favorable, y da su Maa-Kheru (De Palabra Verdadera) final.

El alma perfeccionada cruzará el proceso de transformación y el renacer posterior. El resultado de su evaluación determinará qué nivel celestial (2-6) logra una persona.

 

3. Textos Transformacionales

El objetivo de todos los textos transformacionales (funerarios) del Antiguo Egipto era el mismo, es decir, lograr la resurrección y la inmortalidad de las personas para las que estaban escritos y recitados. Los textos que acompañaban al difunto variaban en cuanto a contenido y estilo. Los textos transformacionales (“funerarios”) de dos personas cualquiera nunca eran iguales. Estos textos se adaptaban al camino de cada persona. Encontramos la misma singularidad de textos en el denominado papiro “mágico”. Los textos egipcios describían al detalle las etapas del proceso de transformación desde la existencia terrenal del hombre a los diferentes reinos metafísicos.

Todos estos temas se tratan con más detalle en El Libro para Salir a la Luz del Día (Per-em-hru), traducido erróneamente y conocido comúnmente como El Libro Egipcio de los Muertos. Consta de más de un centenar de capítulos de distintos tamaños, que están estrechamente relacionados con los textos transformacionales (funerarios) de Unas de Saqqara. Este libro se encuentra, en su forma completa, solo en los rollos de papiro que se insertaban entre los vendajes de la momia del difunto y se enterraban con él.

Otros escritos transformacionales (denominados funerarios y religiosos) también estaban estrechamente relacionados con los textos transformacionales funerarios de Unas (de las Pirámides) anteriormente mencionados. Cada texto/escrito explora el mismo tema básico, de vida/muerte/renacer, es decir, la transformación del alma en la región del Duat después de la muerte, desde un ángulo diferente. Dado que no hay dos personas iguales, no existen dos textos transformacionales iguales. Estas composiciones se conocen como: El Libro de lo Que Es En el Duat (o Inframundo), El Libro de las Puertas, El Libro de las Cavernas, La Letanía de Ra, El Libro de Aker,  El Libro del Día y El Libro de la Noche.

 

4. Admisión En El Reino Nuevo

Fruto de la evaluación del comportamiento, los espíritus de los difuntos van a diferentes reinos, dependiendo del nivel logrado por cada uno durante su existencia terrenal.

Los textos transformacionales ponen en marcha el proceso por el cual el alma nueva avanza de un reino a otro. Debe cumplir otros requisitos y ser aceptado antes de seguir adelante. Para ser admitido en un reino nuevo, los moradores de cada reino deben encontrar al nuevo recién llegado cualificado y digno para unirse a ellos o atravesar ese reino. Los derechos de los ocupantes en el mundo animado son los mismos que en el reino terrenal. [Puede encontrar más información en un capítulo anterior de este libro].

Los nuevos recién llegados necesitan tanto la aceptación como la ayuda de cada morador del reino cuando ascienden más y más. Así, en la tumba de Unas (pirámide en ruinas) de Saqqara, descubrimos que los habitantes de los reinos superiores, las personas de luz, encontraron a Unas (aproximadamente 2323 AEC) para ser digno, y de este modo le aceptan y ayudan para vivir entre ellos:

Declaración 336

El pueblo solar ha testificado respecto;
las tormentas de granizo le han cogido.
Y ellas elevan Unas hacia Ra.

Declaración 377

Vuestro perfume viene a Unas, neteru (dioses y diosas),
el perfume de Unas llega a vosotros, neteru.
Ojalá Unas esté con vosotros, neteru,
Ojalá vosotros estéis con Unas, neteru.
Ojalá viva Unas con vosotros, neteru,
Ojalá viváis con Unas, neteru.

 

5. La Gloria

En los textos egipcios antiguos, el alma realizada logra gloria y se une al origen divino.

Después de una larga serie de viajes aventureros, el alma resucitada, justificada y regenerada, alcanzará un lugar en el séquito del neteru (dioses, diosas) — las fuerzas cósmicas — y eventualmente tomará parte en la incesante ronda de actividad que permite al universo una existencia continuada.

En los textos egipcios antiguos, el alma realizada logra gloria y se une al origen divino. Del mismo modo, la Biblia nos dice que Jesús se dice que ha alcanzado la gloria sólo después de su muerte y resurrección:

… Dios, que lo levantó de entre los muertos y le dio gloria… [I Pedro, 1:21]

La gloria es la belleza radiante del esplendor y la magnificencia — el cielo o la bienaventuranza del cielo — que es alcanzada por el logro más alto. La gloria está representada en obras de arte como un halo o un círculo de luz. En el antiguo Egipto, el Neter (Dios) re representa la luz y es representado como un círculo.

La relación entre el ciclo de la muerte y la resurrección se refleja en la forma egipcia del “nombre” de Osiris siendo ausar, que consiste en dos sílabas —AUS-RA. La primera sílaba del nombre (AUS-RA) se pronuncia AUS u os, que significa “fuerza, poderío, poder”. El nombre del Neter (Dios) significa algo como la fuerza de re. Este significado describe la verdadera esencia del Neter (Dios) Osiris.

En el ciclo de AUS-RA, ausar (Osiris) se identifica con la luna, la luz de las regiones nocturnas de los muertos. Ausar La luz es un reflejo de RA (re), en una de sus manifestaciones como el sol.

Ausar murió (análogo a la salida de la luna, cerca del final del mes lunar) y resucitó el tercer día después de eso. El tercer día es el comienzo de una luna nueva, es decir, un ausarrenovado. Esto es una reminiscencia de la celebración de Pascua, donde, como ausar, el Jesús bíblico murió el viernes y resucitó el tercer día (domingo) como una nueva vida.

Ausar (Osiris) está escrito en jeroglíficos con el glifo del trono y del ojo, combinando los conceptos de legitimidad y divinidad.

RA (Re) está asociado con el glifo del ojo. El símbolo egipcio más distintivo es el ojo, que desempeña muchos papeles complejos y sutiles. El ojo es la parte del cuerpo capaz de percibir la luz, y es por lo tanto un símbolo para la capacidad espiritual.

RA (Re) es el principio cósmico de la energía que se mueve hacia la muerte, y ausar (Osiris) representa el proceso de renacimiento. Así, los términos de la vida y la muerte se vuelven intercambiables: la vida significa la muerte lenta; muerte significa resurrección a nueva vida. La persona muerta en la muerte se identifica con ausar, pero él vendrá a la vida Agai, y será identificado con RA.

La escritura egipcia describe que:

se convierte en una estrella de oro y se une a la compañía de re, y navega con él a través del cielo en su bote de millones de años.

 

[Extractos de Cosmología Egipcia : El Universo Animado , Tercera Edición y de Raíces del Cristianismo del Antiguo Egipto tanto por Moustafa Gadalla]

Ver el contenido del libro en https://egypt-tehuti.org/product/03-cosmologia-egipcia-el-universo-animado/


Ver el contenido del libro en https://egypt-tehuti.org/product/05-raices-del-cristianismo-del-antiguo-egipto/

——————————————————————————————————————

Puntos de venta de libros:

Cosmología Egipcia : El Universo Animado – Tercera Edición

A – Los libros de bolsillo impresos están disponibles en Amazon.com
B – Audiolibro está disponible en Amazon.comkobo.com, etc.
C: el formato PDF está disponible en Smashwords.com
D – El formato Epub está disponible en Kobo.com, Apple en https://books.apple.com/us/author/moustafa-gadalla/id578894528 y Smashwords.com
E: el formato Mobi está disponible en Amazon.com y Smashwords.com

Raíces del Cristianismo en el Antiguo Egipto

Puntos de venta de libros:
A – Los libros de bolsillo impresos están disponibles en Amazon.com
B – Audiolibro está disponible en Amazon.comkobo.com, etc.
C: el formato PDF está disponible en Smashwords.com
D – El formato Epub está disponible en Kobo.com, Apple en https://books.apple.com/us/author/moustafa-gadalla/id578894528 y Smashwords.com
E: el formato Mobi está disponible en Amazon.com y Smashwords.com