Las Cuentas Del Proceso De Creación Egipcia

Las Cuentas Del Proceso De Creación Egipcia

 

1. Varios Aspectos/Formas De La Manifestación

Como se mostró anteriormente la matriz de energías universal fue el resultado de la ley inicial de la creación y los posteriores efectos que crearon el universo. Esta matriz consta de una estructura organizada. Cada nivel de la estructura de la existencia es una Teofanía, una creación de la consciencia del nivel de estar por encima de ello. En este sentido, la estructura de energías se interrelaciona, y cada nivel está sustentado por su nivel inferior. Esta estructura de energías está perfectamente establecida en una enorme matriz de leyes naturales fuertemente interconectadas. Esta es tanto física como metafísica.

Los egipcios tuvieron un interés constante en el origen del mundo y en la naturaleza de los neteru (dioses y diosas) que participaron en su creación.

Los antiguos egipcios tuvieron cuatro centros de enseñanza cosmológica principales: Heliópolis, Menfis, Tebas y Khmunu (Hermópolis). Cada centro reveló una de las fases o aspectos principales del génesis. Como tales, los relatos de la creación son todos coherentes con la formación ordenada de/dentro de la matriz energética universal.

 

2. Cosmología y Alegorías Egipcias

La civilización egipcia en su conjunto se basó en una comprensión total y precisa de las leyes universales. Esta comprensión profunda se puso de manifiesto en un sistema sólido, coherente e interrelacionado, donde el arte, la ciencia, la filosofía y la religión se entrelazaban y aplicaban simultáneamente en una sola Unidad orgánica.

La cosmología egipcia se basa en principios filosóficos y científicos coherentes. El conocimiento cosmológico del Antiguo Egipto se expresó en formato de historias, que constituye un medio superior para expresar los conceptos tanto físicos como metafísicos. Cualquier buen escritor o conferencista sabe que los relatos son mejores que un análisis retórico para explicar el comportamiento de las cosas, ya que de ese modo la mente asimila mejor las relaciones de las partes entre sí, y con el conjunto. Solamente aportar información es inútil, a menos que se transforme para su comprensión.

Las sagas egipcias transformaron los nombres factuales comunes y adjetivos (indicadores de cualidades) en nombres propios que, sin embargo, eran conceptuales. Estos eran, además, personificados, de manera que podían ser insertados en relatos significativos y coherentes. La personificación se basa en el conocimiento que tenían de que el hombre había sido hecho a imagen y semejanza de Dios y, como tal, el hombre representaba la imagen creada de toda la creación.

Las alegorías son el medio elegido intencionadamente para comunicar el conocimiento. Las alegorías exageran las leyes, principios, procesos, relaciones y funciones cósmicos, y los expresan de una manera sencilla de entender. Una vez que se han revelado los sentidos internos de las alegorías, se convierten en maravillas científicas y filosóficas de concisión y exhaustividad. Cuanto más se estudian, más ricas llegan a ser. La “dimensión interna” de las enseñanzas incorporadas a cada relato son capaces de revelar varias capas de conocimiento, según la etapa de desarrollo del oyente. Los “secretos” se revelan cuando uno asciende a lo más alto. Cuanto más alto lleguemos, más veremos. Esto siempre es así.

Los egipcios (antiguos y baladís actuales) no creyeron/creen en sus alegorías como hechos históricos. Creían EN ellas, en el sentido de que creían en la verdad que subyace en los relatos.

A lo largo de este libro, se explicarán varios temas en formato de relato, utilizando cuatro conceptos personificados: Isis, Osiris, Horus y Seth. Cuatro de tales temas serán:

1 – Isis y Osiris representan los principios solar y lunar.

2 – Osiris, Seth, Isis y Horus equivalen a los cuatro elementos del mundo (agua, fuego, tierra y aire), respectivamente.

3 – El modelo de marco social se representa en el legendario cuento de Osiris e Isis, su hijo Horus y su tío, Seth.

4 – La numerología y la trigonometría, así como el papel cósmico de la trinidad/tríada/triángulo, como se describe en la relación entre el padre [Osiris], la madre [Isis] y el hijo [Horus] que son análogas al triángulo de ángulo recto 3:4:5.

Los egipcios eligieron intencionadamente los juegos de misterio bien elaborados como medios para comunicar el conocimiento.

El significado y la experiencia mística no se vinculan a una interpretación literal de los actos.  Una vez que se han revelado los sentidos internos de los relatos, se convierten en maravillas científicas y filosóficas de concisión y exhaustividad. Cuanto más se estudian, más ricos llegan a ser.

Y, fundamentado en el relato tal como es, la parte nunca pude confundirse con el todo, ni puede olvidarse o distorsionarse su significado funcional.

 

3. Las Tres Fases Principales Del Ciclo De La Creación

En los textos del Antiguo Egipto la secuencia del ciclo de la creación está definida en tres fases principales. Las mismas delimitaciones fueron más tarde duplicadas en los escritos Sufíes (y en otros).

A continuación se indican tres fuentes principales del Antiguo Egipto para tales triples delimitaciones;

A – Textos de las Pirámides: Coherente con el tema de las tres fases del ciclo de la creación, encontramos que desde al menos 5.000 años los textos de las pirámides revelan la existencia de tres compañías de dioses, y cada compañía constaba de 9 neteru (dioses y diosas). Los textos de las pirámides mencionan con frecuencia que las compañías están hechas de uno, de 2 o de 3 grupos, de 9 neteru (dioses y diosas).

Los textos egipcios hablan de tres Enéadas, cada una representa una fase del ciclo de la creación. Nueve es el número de cada fase y cada fase genera la siguiente fase en 9 términos.

La primera Enéada (La Grande) representa la etapa conceptual o divina. Está gobernada por Ra.

La segunda Enéada representa la etapa de manifestación. Está gobernada por Osiris.

La tercera Enéada representa la vuelta a la Fuente, combinando tanto a Ra como a Osiris.

En el Libro para Salir a la Luz del Día, las almas de Osiris y Ra se encuentran, y se unen para formar una entidad, descrita de la siguiente forma elocuente:

            «Yo soy Sus Dos Almas en sus Gemelos».

B – Letanía de Ra: Después de una breve introducción, la Letanía comienza con setenta y cinco invocaciones a las formas de Ra, seguidas por una serie de oraciones e himnos en los que se destaca constantemente la identidad de Ra y Osiris.

El ciclo perpetuo de Osiris y Ra domina los textos del Antiguo Egipto. La primera etapa es la manifestación de Ra en sus formas. La segunda etapa es la manifestación de Osiris en sus formas. La tercera y última etapa se produce en lo inframundo para unirse y resucitar como un nuevo Ra-Harakhti de los Dos Horizontes.

C – Papiro de Leiden J350: Este documento superviviente del Antiguo Egipto está fechado al menos en el Reino Antiguo (2575-2150 AEC) y es una copia del que se reprodujo durante el reinado de Ramsés II en el siglo XIII AEC. 

El papiro de Leiden J350 consta de una composición ampliada, que describe los aspectos principales de los relatos antiguos de la creación. El sistema de numeración, de este papiro, identifica el aspecto/principio de la creación y establece la correspondencia entre cada uno de ellos con su número simbólico.

El manuscrito se divide en una serie numerada “estrofas”, cada una de las cuales se titula “Mansiones [de la luna], número xx”.

El sistema numérico de este Papiro Egipcio es importante en sí mismo. Se numeran en tres niveles, el primer nivel del 1 al 9, después el segundo nivel de los poderes 10, 20, 30 y hasta el 90 para constituir las bases energéticas de las formas físicas y el tercer nivel de las centenas.

Este sistema numérico muestra las tres fases del ciclo de la creación.

1. La Fase/Enéada de Concepción cuyo tema es la objetivación de un área circunscrita de energía/materia no diferenciada, en la que se manifestará el mundo.

2. La Fase/Enéada de Manifestación Ordenada que trata sobre la creación de los planos de los Fenómenos y del Noumenon, las dos grandes subdivisiones del mundo manifestado.

3. La Fase/Enéada de Reunificación cuyo tema es la vuelta a la Fuente y el posterior proceso de reunificación que conduce a un NUEVO Alfa.

[Para más información acerca de las tres fases del ciclo de la creación, véase Egyptian Alphabetical Letters of Creation Cycle de Moustafa Gadalla].

 

[Un fragmento de Cosmología egipcia: el universo animado, tercera edición por Moustafa Gadalla]

Ver el contenido del libro en https://egypt-tehuti.org/product/03-cosmologia-egipcia-el-universo-animado/

————————————————————————————————————————

Puntos de venta de libros:
A – Los libros de bolsillo impresos están disponibles en Amazon.com
B – Audiolibro está disponible en Amazon.comkobo.com, etc.
C: el formato PDF está disponible en Smashwords.com
D – El formato Epub está disponible en Kobo.com, Apple en https://books.apple.com/us/author/moustafa-gadalla/id578894528 y Smashwords.com
E: el formato Mobi está disponible en Amazon.com y Smashwords.com