Zikr/Dhikr — La Práctica Ecestática

Zikr/Dhikr — La Práctica Ecestática

 

Prólogo

No somos conscientes de la existencia de la mayor parte de nuestro entorno, que no vemos y escuchamos porque sus frecuencias son más rápidas/lentas que las frecuencias de sonido y luz que nuestros sentidos pueden detectar. A pesar de que nuestras facultades humanas son perceptivas, sin embargo son limitadas, como una radio que sólo puede recibir ciertas ondas electromagnéticas y no otras partes de esta banda. Nuestros sentidos están más familiarizados con la materia, la forma más densa de energía. Formas más ligeras y más rápidas de existencia están más allá de nuestras capacidades sensoriales. El mundo percibido es, por lo tanto, una distorsión.

El objetivo de viajar por el sendero tiene como objetivo dispersar los velos que ocultan el yo del real y por lo tanto transformarse o absorto en la unidad no diferenciada. La práctica del zikr proporciona los medios para que un buscador místico purificado cierre la brecha entre el reino físico/la naturaleza y la naturaleza metafísica. Zikr es un método particular de acercamiento a la realidad, haciendo uso de facultades espirituales intuitivas y emocionales que en general están latentes y latente a menos que sean llamados a jugar a través del entrenamiento, bajo guía.

Zikr es el ritual central de los místicos egipcios. Esta práctica conduce a la liberación de sí mismo del cuerpo y la limitación de los sentidos humanos. Como resultado, la conciencia del participante se eleva, por lo que el buscador místico logra el conocimiento de Dios por medio de revelaciones donde existen Estados de éxtasis visionario.

Las primeras tradiciones sufí reconocen que zikr fue introducido en el sufismo islamizado por el egipcio Dhu ‘ l-Nun al-Misri, quien dijo: “zikr es la ausencia de uno mismo (rerecogiendo sólo a Dios).” La ausencia de uno mismo es el recuerdo ideal de Dios. Todo el misticismo egipcio descansa en la creencia de que cuando se pierde el yo individual, se encuentra el ser universal. Los místicos purificados se esfuerzan por la pérdida de sí mismo y la absorción en lo divino, con el fin de obtener la iluminación personal y la trascendencia-un visionario extático.

Hay tres términos para esta práctica. Los tres términos describen varios aspectos de la misma práctica. Los siguientes son los significados de cada término:

Zikr— significa testificar o recordar. Implícito en el término recuerdo es la noción de que estamos volviendo a lo que una vez sabíamos (a través de nuestras vidas pasadas), lo que ya hemos aprendido. El recuerdo se logra por el corazón y la lengua de cada uno [véase también el Apéndice A].

Hadra— significa presencia; es decir, estar en presencia de espíritus en reinos superiores, o llamar a espíritus más elevados. La respuesta y la participación de estos espíritus superiores en el zikr son muy importantes, como se detallará más adelante. El objetivo del zikr/Hadra es lograr el trance extático cuando el alma es atraída y absorbida por un tiempo en el “todo-alma”, como un imán.

Samaa— que, en el antiguo idioma egipcio, significa unirse a través del sonido/la música. Como se indicó anteriormente, las tradiciones sufí reconocen que la música apropiada es el medio de transmisión e intermediación entre lo humano y lo divino. Samaa es el método eficaz/manera de cumplir el deseo de unir/desaparecer en Dios. En otras palabras, las composiciones musicales correctas y el sonido de palabras/nombres inducen un estado de éxtasis. El egipcio Dhu ‘ l-Nun el-Masri dijo, de Samaa: “aquellos que escuchan con sus almas pueden escuchar la música celestial/llamada.”

Cabe señalar que el concepto de Samaa también es muy importante en mouleds [véase el capítulo 10 para más detalles].

¿Qué Es Zikr?

Zikr es una práctica realizada por un grupo de buscadores místicos, cantando, gestos rítmicos, bailando y respirando profundamente. Mientras realiza su danza ritualista, el grupo repite palabras y frases, acompañado por un coro bien entrenado que realiza música instrumental y vocal. En zikr, el acompañamiento del canto de rosarios musicales bien compuestos ayuda a lograr el trance. La música establece el ritmo (Beat), que es alterado por el conductor/guía para lograr las condiciones de trance necesarias para lograr visiones extáticas.

Los movimientos corporales de los participantes zikr están vinculados a un pensamiento y un sonido, o una serie de sonidos. Los movimientos desarrollan el cuerpo, el pensamiento enfoca la mente, y el sonido fusiona los dos y los orienta hacia una conciencia de contacto divino.

La danza sagrada representacional del zikr es análoga a los movimientos del cosmos y a la unicidad del universo. Los individuos que realizan el zikr — como es conducido por su guía-son como los planetas de un sistema solar. En otras palabras: la guía/líder es el sol y los buscadores de los participantes son los planetas — cada uno en su propia órbita —, sin embargo, son mantenidos al unísono por su guía/líder.

Al igual que los planetas danzantes, los buscadores místicos (Sufis) que participan en el zikr se convierten en sujetos/agentes rituales y objetos rituales. Se vuelven así en la repetición del más económico y condensado de símbolos — la palabra. Como se explica en los puntos 3 y 4 del Apéndice A, no es sólo la palabra de divinidad, sino los logos; la palabra que, en un sentido misterioso, es la divinidad. [Más detalles siguen, más tarde.]

 

[ Un extracto de Místicos Egipcios : Buscadores del Camino por Moustafa Gadalla]

Ver contenido del libro en https://egypt-tehuti.org/product/06-misticos-egipcios-buscadores-de-el-camino/

———————————————————————————————————————

Puntos de venta de libros:
A – Los libros de bolsillo impresos están disponibles en Amazon.com
B – Audiolibro está disponible en Amazon.comkobo.com, etc.
C: el formato PDF está disponible en Smashwords.com
D – El formato Epub está disponible en Kobo.com, Apple en https://books.apple.com/us/author/moustafa-gadalla/id578894528 y Smashwords.com
E: el formato Mobi está disponible en Amazon.com y Smashwords.com